De minifaldas, rímel y tacos altos

20 Sep

CONSTANZA FERRO

En los últimos años en la República Argentina la figura de la mujer ha adquirido mayor representación en los puestos protagónicos de poder. Sin ir más lejos el sillón que alguna vez ocuparon hombres fuertes tales como Bernardino Rivadavia, Hipólito Irigoyen o Juan Domingo Perón hoy es ocupado por una mujer que en parte representa un buen porcentaje de mujeres que salieron a luchar por sus derechos y a combatir aquel patriarcalismo históricamente instalado en la sociedad: los puestos de poder siempre fueron ocupados por hombres.

Foto extraída de Prensa – Presidencia de la nación

En el caso de nuestro país, tenemos a la primera mujer elegida democráticamente presidenta, la Dra. Cristina Fernández de Kirchner, quien asume la presidencia el 10 de diciembre de 2007, tras haber obtenido el 45,29 % de votos lo que estableció una diferencia de 22 puntos con la segunda fuerza (ARI), encabezada por Elisa Carrió. De esta manera, el Frente Para la Victoria lograba superar el 22% con el que Néstor Kirchner había asumido cuatro años atrás. Cristina se catalogaba como la primera mujer en asumir la presidencia del país mediante el voto popular. La Argentina se encontraba frente a la primera mujer en presidir al país, algo inimaginable décadas atrás.

Desde su asunción pidió ser llamada presidenta y aclaró: “soy femenina y no feminista” y explicó sus razones: “Creo que si se reconoce al feminismo como una categoría política se está validando la noción de que el machismo también lo es. Creo en defender los derechos de la mujer y de las minorías, pero no bajo la etiqueta de ser feminista”.

Al realizar un recorrido numérico durante el periodo 2007-2011, pudimos inferir que a partir del 10 de diciembre de 2007, el Congreso de la Nación se convirtió en uno de los más femeninos de la región, con 40% de diputadas y casi 39% de senadoras.

En 1983, con la vuelta a la democracia, solamente 11 diputadas (de un total que entonces era de 254 legisladores) se sentaron en las bancas de la Cámara Baja. Hasta 1993 se mantuvieron números similares, cuando empezó a notarse el efecto de la ley de cupos sancionada dos años antes. En las elecciones de 2007, más de 12 millones de argentinos votaron por Cristina Kirchner o por Elisa Carrió, quien salió segunda: casi el 68% del electorado.

A pesar de que aún en nuestra sociedad existe una reticencia al uso del femenino para puestos protagónicos de poder y podemos dar cuenta del uso del masculino haciendo referencia a lo neutro, es de público conocimiento que las mujeres argentinas se abren de a poco y de forma cada vez más notoria su lugar, ese que deberían haber ocupado mucho tiempo antes.

Para más información visitar el sitio de Presidencia General de la Nación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: